Escritores en Red

Asociación Prometeo

Red Social Netwriters

jueves, 15 de enero de 2015

NO LO ESPERABA

mi vida cambió de repente,
mi tiempo se alargaba
aguardando acontecimientos.

Por los pasillos blancos
 no dejaban de venir
sombras extrañas
que trataban de robarme
las últimas sonrisas de un atardecer
envejecido prematuramente.

Lograron arrancarme lágrimas
desesperadas en ciertos
momentos de emociones contenidas,
instantes amargos
en que el horizonte se resquebrajaba
dejando una ceniza trasparente.

Miraba por las ventanas
cubiertas de una niebla espesa,
apenas veía algunas sombras
que, velozmente, desaparecían
por las esquinas.

Echaba de menos mi vida anterior,
mis compañeros de la palabra.

Ahora me sentía excluido.
ausente de mi mundo.

De repente, todo cambió.
la enfermedad maldita
me robó las ilusiones
y cientos de poemas
acudían a darme
su último adiós.

1 comentario:

  1. Cómo se notan tus pesares en los poemas que nos dejas ver aquí.

    ResponderEliminar