Escritores en Red

Asociación Prometeo

Red Social Netwriters

miércoles, 11 de noviembre de 2020

LAS HORAS LENTAS

LAS HORAS LENTAS 

de la madrugada 
buscan, desesperadamente, 
emociones olvidadas. 

EN LA BLANCURA IMPERFECTA

EN LA BLANCURA IMPERFECTA 


las emociones se revelan 
contra las ilusiones 
egoístas. Las palabras 
se auto flagelan. 

sábado, 7 de noviembre de 2020

LAS PALABRAS

LAS PALABRAS, ENLOQUECIDAS, 

se visten de versos. 

Imágenes caóticas que sueñan 
ser poemas. Desean 
perderse por sendas traviesas, 
descubrir secretos inconfesables. 

EL RELOJ DE LA VIDA

EL RELOJ, DE PRONTO, 

se detuvo. 

El egoísmo del tiempo 
marchitó todas 
las esperanzas. 

miércoles, 4 de noviembre de 2020

TAL VEZ

TAL VEZ, SEA CIERTO 

y la soledad aprenda 
a soñar. 

El poeta divisará 
el futuro y, en sus versos,
 
la aurora guiará sus pasos 
hacia el olvido.

QUIZÁS


QUIZÁS, ES UNA ESPERA 

de algo que no acaba 
de llegar. 

Una ventana entreabierta, 
no se atreve 
a dibujar un horizonte, 
puede que no exista. 

viernes, 23 de octubre de 2020

DOS PÉRDIDAS EN 6 DIAS

EL SILENCIO DUELE

Sus palabras me persiguen, 
y, de repente, desaparecen 
entre la niebla de un cementerio, 
inmensamente frío 
y desolado. 

viernes, 24 de julio de 2020

TODO CAMBIÓ, BRUSCAMENTE

TODO CAMBIO BRUSCAMENTE

La Navidad nos dejó 
el aroma cálido del atardecer, 
con deliciosos sabores 
a esperanzas, recién horneadas. 

Las ilusiones, rellenas de chocolates 
exquisitos, presagiaban amaneceres 
luminosos que mostraban 
un horizonte claro y diáfano. 

Sin embargo, todo era un espejismo. 

De repente, Imágenes enloquecidas 
iban borrando las emociones 
más vulgares de los hombres. 

miércoles, 20 de mayo de 2020

TODOS CREEN TENER RAZÓN

TODOS CREEN TENER RAZÓN

maltratan a las palabras, 
mancillan su inocencia. 

Las convierten en cuchillos 
venenosos. 

Juegan con ellas. 

viernes, 24 de abril de 2020

ESTE MALDITO CORONAVIRUS

ESTE MALDITO CORONAVIRUS
nos ha cambiado la vida.

Las horas son eternas
en una soledad asfixiante,
llenas de minutos atemorizados
por unos relojes rabiosos

que dibujan versos amarillos
sobre un fondo rojo, cubierto de cenizas,
recuerdos luminosos de una vida
que se aleja.

Un confinamiento de esperanzas rotas,
ilusiones asomadas,
cada mañana, a la ventana
del porvenir, tratando de contemplar
el paisaje del ayer.