Escritores en Red

Asociación Prometeo

Red Social Netwriters

viernes, 21 de octubre de 2011

AL VOLVER LA VISTA

busco aquel niño
que tuvo que luchar
contra relojes enloquecidos,
que tuvo que vagar por caminos
resbaladizos
donde, mas de una vez,
cayó al abismo de la desesperación.

Siempre conseguía levantarse,
siempre había que luchar
escapando de los espejos
deformes.

Había que ignorar
las negativas constantes
de las puertas petulantes,
no escuchar los lamentos
de los amores irreales
que acudían cada noche.

Apenas puedo recordar
cómo jugaba aquel niño.

Nunca tuvo tiempo
de pararse a pensar
en las próximas travesuras.

Siempre aguardaba la llamada
de su novia querida,
pero eso nunca ocurrió.

Y aquel niño se convirtió,
con el paso del tiempo,
en un poema de ausencia.

Unos versos azules
que jamás contemplarían
la hermosura de la mar.


(del libro Poemas de ausencias, 2010)

1 comentario:

  1. Hermoso poema. Es que hay un tiempo que no llega nunca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar